eseuen

«La obra del siglo» toma Bilbao

El 14 de mayo dieron inicio los trabajos que tienen por objeto realizar la apertura completa del canal de Deusto, así como la construcción del nuevo puente que unirá Deusto y Zorrotzaurre. La apertura del Canal de Deusto que convertirá Zorrozaurre en isla en septiembre de 2015.

Con una inversión de casi 21 millones de euros, las obras consistirán en excavar 365.000 metros cúbicos de tierra, una cantidad que ocuparía “toda la superficie de San Mamés en un edificio de 17 plantas”, según ha explicado el concejal de Obras y Servicios, Jose Luis Sabas.
Estas dos actuaciones, que se realizarán conjuntamente y cuyo plazo de ejecución es de 16 meses, van a ser realizadas por la UTE formada por Exbasa, Viuda de Sáinz, Balzola y Urssa.
“Bilbao no va a volver a ser igual”. Con este mensaje arrancaba la comparecencia el titular de Obras y Servicios, Jose Luis Sabas, que añadía “contaremos a nuestros nietos que Zorrozaurre no siempre ha sido una isla”.
La apertura del Canal de Deusto supondrá el primer paso para generar un nuevo espacio de oportunidad en la villa y reducirá el riesgo de inundaciones, “el objetivo” de la obra, recordaba Sabas.
 
Descripción del proyecto
Las obras de apertura del canal serán simultáneas a las de la construcción del puente, y ambas se van a realizar, en su totalidad, en seco. La apertura del canal consistirá, básicamente, en la construcción de dos nuevas alineaciones paralelas de muelles de ribera (533 metros en la ribera norte y 369 metros en la ribera sur) separadas 75 metros, para lo que instalarán 600 pilotes.
La excavación proporcionará al canal en esta zona una profundidad de entre 5 y 5,5 metros y supondrá extraer unos 365.000 m3 de tierras que serán retirados en barcos y camiones con destino, según su grado de contaminación, la ampliación del Puerto de Bilbao en el Abra Exterior, o vertederos autorizados.
El nuevo puente, que tendrá 75 metros de largo y 28 de anchura media, unirá la isla con Deusto (a la altura de la clínica Zorrotzaurre de IMQ). Dispondrá de cuatro carriles de circulación de vehículos, dos por cada sentido, y aceras en ambos lados, una de ellas dotada de bidegorri.
 
Fases de la obra
El cronograma estimado de las obras indica que el primer mes se empleará en realizar, además del vallado de la obra, los desvíos de ciertos servicios (especialmente gas y energía eléctrica) para permitir seguir dando suministro a Zorrotzaurre durante las obras, y el desvío provisional del viario junto a la Clínica del IMQ, que garantizará la posibilidad de iniciar el estribo norte del puente en Deusto sin que se produzcan afecciones al tráfico.
Posteriormente, vendrá la fase más compleja de las obras, con unos 9 meses de duración, en la que se construirá la totalidad del nuevo puente y se efectuará la mayor parte de la excavación. Antes de comenzar ésta, se hincarán unas hileras de tablestacas metálicas transversales en ambos extremos del canal para asegurar que no se producirán flujos de agua desde la ría o el canal hacia la zona de excavación.
En la penúltima fase, que se prolongará por espacio de tres meses, se continuará con la ejecución de la zona que no se pudo hacer en la anterior fase por su cercanía al vial en servicio en fases anteriores. Es decir, se finalizarán los pilotes y la excavación (excepto los caballones).
En la última fase, de otros 3 meses, se realizará la excavación de caballones extremos y la excavación marítima final. Por último, se quitarán las tablestacas con lo que se dará entrada al agua, produciéndose así la conversión definitiva de Zorrotzaurre en isla.
Tienes más información en su página web.